Coches eléctricos

Consejos para optimizar las cargas de los coches Tesla

Parece una cosa evidente, pero cuando compras un vehículo eléctrico tienes en mente que a la hora de realizar las cargas de la batería va a ser algo tan sencillo como cuando el coche este al 10% de carga lo enchufas y cuando este al 100% lo desenchufas y listo. Pues la verdad es que las baterías de los coches eléctricos no funcionan así y ahora os explicamos porqué. Sobre todo, hoy nos vamos a centrar en las baterías de los vehículos de Tesla.

Los coches de Tesla han revolucionado todo en lo que a vehículos eléctricos se refiere y esto es gracias a sus baterías con las que han logrado una autonomía antes nunca vista, como que el Model S P100D pueda llegar a unos 500 kilómetros de autonomía real con su batería de 100 kWh. Además de la autonomía, las baterías de Tesla dada a su estructura y colocación, ofrece mayor seguridad al vehículo, puesto que es un paquete plano colocado bajo el coche  con un peso de 540 kg, con lo que proporciona una mayor rigidez de torsión que unido al chasis se multiplica por 3, con esto se consigue más estabilidad y a su vez mayor seguridad.

Pero centrándonos en el tema que hoy nos ocupa, vamos a analizar como se debería de cargar un Tesla para que la vida útil de la batería sea la mayor posible. Y para ello hay que empezar explicando que las baterías se van degradando con cada ciclo de carga y con el tiempo. ¿Pero que se considera un ciclo de carga? No, no se considera un ciclo de carga cargarlo desde el 10% al 100% 1 vez, como se podría pensar.

Un ciclo de carga de las baterías Tesla se considera cargar la batería a un 70% o 90% 5 veces. Y según el profesor Jeff Dahn, un experto en baterías, “afirmó que la degradación de la batería sería similar si se carga de un 30% a un 70% 150 veces o de un 10% a un 70% 100 veces“. Esto quiere decir que no sería recomendable cargar la batería por debajo del 30% puesto que se degradará a mayor velocidad y tampoco es recomendable superar el 90% ya que el coche tiene un sistema de seguridad para evitar cargas altas y no permite cargar a más del 95% y no es necesario llenarlo a tope todas las veces, así que la carga ideal para una batería de Tesla sería desde el 30% hasta el 70% o 90% de su capacidad, con ello nos garantizaremos un correcta degradación de la batería de nuestro Tesla.

Y os preguntareis ¿Cómo  puedo comprobar la degradación de la batería de mi Tesla con el paso del tiempo?. Pues bien, Tesla trabaja con un fichero que se actualiza con datos reales de usuarios, que notifican la degradación de su batería. Se puede tomar esta medida haciendo una carga del 0% al 100% cuando el vehículo es nuevo, para ir comprobándola con otras cargas a raíz que vaya pasando el tiempo. Con cada carga completa se observara la autonomía que indica el coche, con la que se comprobará que con el tiempo la misma carga indicara menor autonomía y esto es básicamente lo que significa la degradación de la batería, que con los ciclos de carga y con el tiempo la batería ira perdiendo autonomía.

Aunque según los resultados obtenidos de los datos recogidos, arrojan un resultado de “una degradación del 93% a los 220.000 kms“, esto indica que hay una alta probabilidad de que “las baterías de Tesla mantengan más del 70% de su autonomía cuando superen los 500.000 kms” lo cual es una muy buena noticia para los usuarios que ya disponen de un Tesla o para los que tienen en mente comprarse uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.